Chihuahua

Es una locura salir corriendo a un lugar del que todo mundo sale corriendo: Viuda de Bombero


El viernes 22 de septiembre del 2006 sucedió un trágico accidente en Chihuahua, las llamas devoraban todo a su paso en algunos locales del centro; un fuego que provenía de la zapatería Roma, Cassandra y la Flor de Michoacán en la calle Libertad y Tercera, dejó estática la ciudad.

Aquella tarde Jorge Guzmán López, un bombero que servía con honor a su comunidad lo dio todo en el combate contra las llamas, hasta su propia vida, Mayra Muñoz, esposa de este gran héroe abrió su corazón para Voz en Red y dijo que ha sido un proceso muy difícil.

No solo fue un gran bombero, sino esposo y padre de 3 hijos, los cuales ahora tienen 20, 17 y 14 años de edad, mismos que en aquella mañana de viernes fue a dejarlos a las guarderías. Sus "niños" eran muy importantes para él, pues siempre fue muy responsable, expuso su viuda.

Mayra recordó la última vez que vio a su esposo con vida "él en la puerta de la casa, despidiéndonos" fueron sus palabras, pero a pesar de ello, dijo era un niño "grandote" que jugaba a ser un bombero en la realidad, y aseguró que él se fue feliz, pues siempre hizo lo que amaba en vida.

Expuso que su cuñado el mayor es bombero en Nezahualcóyotl, Ciudad de México, por eso cuando Guzmán López decidió entrar a la academia, ambos estaban conscientes del riesgo que esta decisión involucraba.

La vida de un bombero no es sencilla, pero tampoco para la familia de estos héroes, pues durante las 24 horas que están en turno, siempre hay alguien en espera de volverlos a ver.